BullPadel – 2ª Jornada Enjoy A vs R3 Mejorada

img_2ªjornada_equipoA_blog

BullPadel – 2ª Jornada Enjoy A vs R3 Mejorada

2ª Jornada

 

Llegábamos a la segunda jornada de la liga por equipos de Madrid, en esta ocasión nos tocaba jugar en casa, y en frente teníamos al equipo de R3 Mejorada, un equipo que para esta temporada se había renovado, y que prácticamente no tenía nada que ver con el equipo del año pasado.

Para esta ocasión nuestras parejas estaban formadas por:

  1. Ferdi y Álvaro
  2. Isma y Mancu
  3. Marcos y Jucho
  4. Rubén y Alex
  5. Silvia y Bea
  6. Raquel y Noe (Juchita)

Esta jornada, previo acuerdo con el capitán rival, alteramos un poco el orden de los partidos, y en primer lugar entraron a jugar las parejas 2 y 3 de chicos, y 2 de chicas.

El partido de Isma y Mancu a priori parecía el más asequible en principio, aunque como ya se sabe en esto del pádel, como tengas un mal día te gana cualquier “cartuli”, así que los nuestros tenían que olvidarse de que uno de los rivales era más flojete y jugar concentrados en todo momento.

El primer set, comenzaba con cada pareja conservando su saque, hasta el 2-2, pero es en el siguiente juego, cuando la bolea liftada, típica de Mancu, comienza a hacer un poquito más daño, y con ello consiguen romper el saque de sus rivales. A partir de aquí, el set fue un completo monólogo de los nuestros, y los rivales no fueron capaces de hacer ni un solo juego más, con lo que los nuestros se apuntaban el primer set por un 6-2 a favor.

El segundo set, fue un calco del primero en el inicio, ya que ambas parejas conservaron su saque hasta el 2-2, y como había ocurrido en el set anterior, los nuestros en ese punto parece que meten una marchita más y consiguen romper una vez más el saque de los rivales, el partido se pone de cara, pero los nuestros no deben de perder la concentración. El set va transcurriendo como si fuera una copia del primero, y los nuestros no dan ninguna opción a sus rivales y vuelven a ganar el segundo set por un 6-2, dándonos así el primer punto de la jornada.

En otra pista, estaban nuestras chicas que formaban la pareja 2, Juchita y Raquel, una pareja que la jornada anterior habían tenido buenas sensaciones, y que para esta ocasión volvían a jugar juntas, en frente estaban dos “chavalitas” que en el calentamiento parecía que le podían dar guerra a las nuestras.

Las nuestras entraron concentradas desde el primer momento, y aunque sus rivales no se lo estaban poniendo fácil, nuestras chicas desde fuera daban la sensación de que lo tenían todo bajo control… E           l partido se mantuvo en tablas en los primeros juegos, los puntos eran largos y disputados , pero las nuestras daban la sensación de que tenían algo más, aunque no encontraban la manera de sacarlo a relucir. Es por fin en el sexto juego del partido cuando nuestras chicas dan un golpe encima de la mesa, y rompen el saque de las rivales, poniéndose por delante en el marcador. La derecha de Juchita comienza a funcionar, y la agresividad de Raquel les empieza a hacer mucha pupita a sus rivales, los puntos caen uno tras otro de nuestro lado, y las chicas comienzan a tener más y más confianza. El primer set lo cierran con un 6-2 a favor, y en el segundo set a pesar de tener un pequeño momento de lapsus, las chicas siguen jugando a gran nivel.

Nuestras chicas consiguen romper el saque de sus rivales , vuelven a coger esa confianza en su juego, que en un pequeño momento habían perdido, por un par de errores tontos, y meten la directa para llevarse el partido. Es con un nuevo break cuando las nuestras consiguen sentenciar el partido, y darnos el segundo punto al equipo, poniendo las cosas bastante bien para el equipo.

El tercer partido que estaba en juego era el de Marcos y Jucho, si tuviera que resumir este partido, lo haría con “ La frase que cambio el rumbo de un partido”…si seguís leyendo lo entenderéis…

Marcos y Jucho tenían en frente a dos veteranos del pádel, dos tíos que son de esos que lo inventaron, dos veteranos jugones, de esos que son incómodos tener en frente, dos tíos con muchas tablas, pocos fallos y mucha intención en su juego. Los nuestros comenzaron el partido un poco empanados, algo erráticos en ciertos momentos, y quizás un poco lentos de piernas y de ideas, todo el primer set fuimos a remolque, los rivales estaban más metidos en el partido, sus tiros nos hacían mucho daño, y Jucho y Marcos no encontraban la manera de meterles mano, todo esto hizo que los nuestros no fueran capaces de remontar un break tempranero, y perdieran el primer set por un 6-3 en contra.

Comenzaba el segundo set, y los nuestros parecía que estaban algo más enchufados, Jucho comenzaba a hacer golpes imposibles, y Marcos corría, peleaba, y no daba una bola por perdida, algo estaba cambiando, y llega el momento del partido, cuando en el cambio de lado y tras haber jugado un gran juego, Marcos sale de la pista y le dice a Jucho: “Vamos coñó, Jucho que esto lo sacamos”, a lo que Jucho responde “Eso es Marquitos, tienes el espíritu del Cholo”, no se que coño paso, pero eso hizo que Marcos se creciera, se viniera arriba, se creyera el Cholo en resumen.

Los nuestros rozaron la perfección a partir de ese momento, sus rivales no fueron capaces de hacer ni un solo juego más en ese set, cerrándolo en un 6-2 y poniendo el partido en tablas, teniéndose que decidir el resultado en el tercer set.

El tercer set, el partido estuvo muy igualado, aunque la actitud de los nuestros fue de 10 en todo momento, y quizás fue por eso, por lo que los nuestros consiguieron romper el saque de sus rivales en el 5-5, intentando cerrar ahora el partido con su saque. Jucho y Marcos no fallaron, y consiguen ganar su saque, y con ello cerrar el tercer set por un 7-5.

La jornada se ponía muy a favor del equipo, ya que todos los partidos del primer turno, habían sido victorias de los nuestros.

Comenzaba el segundo turno de partidos, y entraban en pista nuestra pareja 1 de chicas, que en esta ocasión estaba formada por nuestras estrellitas, Silvia y Bea. De este partido, poco os voy a poder contar…me fui a jugar mi partido, y sin que me diera tiempo ni a ver el calentamiento, cuando regresé, nuestras chicas ya les habían metido un par de roscos a sus rivales y estaban tomándose algo, lo de estas chicas es la leche, tienen un nivel muy por encima del resto, y pasan por encima a cualquiera que se les ponga por delante.

Nuestra pareja 1 de chicos, tenían un partido complicado, se enfrentaban al capitán del equipo rival, Rubén Laossa, un tío que llego a ser número 8 de Madrid, y que tiene muchas horas de pista. El partido no comenzaba bien, los rivales consiguen romper el saque de Ferdi en el primer juego del partido, y posteriormente y tras consolidarlo con su saque, nos vuelven a romper el siguiente saque, poniéndose 3-0 arriba y sacando para el 4-0. Ferdi en ese momento se va del partido, y comienza a recriminar a su compañero los fallos, lo de siempre vamos. La ferdinha les hace cosquillas a los rivales, y encima, al ver que los nuestros no están concentrados, lo aprovechan y hacen valer los dos breaks que habían conseguido para llevarse el primer set por un 6-2.

El segundo set comienza igualado. Cada pareja conserva su saque, aunque la sensación en la pista es de que los nuestros no están en el partido, están cabreados, dando voces y recriminando cada bola que no se juega bien, en resumen, ¡un desastre! Los juegos van cayendo y es en el séptimo juego cuando los rivales rompen una vez más el saque de los nuestros. Eso fue suficiente, para que en un partido desastroso, por actitud y por juego, los nuestros no fueran capaces de levantar el break y perdieran el partido por un 6-2 6-4 en menos de una hora.

En la pista de al lado y sin ya nada en juego, ya que la jornada iba 4-1 a favor de nuestro equipo, estaban jugando Alex y Rubén, este último bastante tocado físicamente, con fuertes molestias en el abductor. En frente estaban un chavalito con muy buenas maneras y un veterano peleón, el partido transcurría con igualdad, a pesar de que Rubén tenía movilidad que un ojo de cristal. Es cuando Rubén se entera de que la jornada esta 4-1 a favor cuando se relaja un poco más, y los rivales les hacen un break, que Alex y Rubén no conseguirán levantar, perdiendo así el primer set por un 6-4.

El segundo set fue algo parecido, al primero, Rubén apenas podía moverse, pero por respeto a su compañero y sus rivales, no quiso abandonar. Los juegos fueron pasando y llegaron al 5-5, en ese momento los rivales ganan su saque y restan ahora para intentar ganar el partido, el siguiente juego, los nuestros no lo juegan del todo bien, y pierden el set por un 7-5, y con ello el partido.

Terminaba esta jornada con una victoria del equipo, por un 4-2 a favor, frente a uno de los equipos con los que posiblemente nos juguemos el permanecer en primera categoría.

Sigo destacando la actitud del equipo, ¡enhorabuena a todos y a seguir luchando!